martes, 15 de marzo de 2011

Dardo del Camino Alto

Con Rudy en Camino Alto
Siempre he sido libre. Mis padres me educaron así y nadie, ninguna mujer ni ningún noble iban a cambiar esto. Nací hace 37 años en el Camino Alto, cerca del Valle de la Sombra y desde muy pequeño demostré ciertas habilidades para desenvolverme por mi mismo y vivir en la propia naturaleza sin problemas. Mi padre, un leñador llamado Reugen Bartoli me sacó adelante aunque mi madre muriese un invierno siendo yo tan pequeño que casi no la recuerde. Entre el campamento de los leñadores y la aldea de Camino Alto, pasé los primeros años de mi vida, haciendo recados y jugando con los demás niños de la zona. El clérigo de Camino Alto, al que todos los niños llamábamos "Papá Pietro" ayudó mucho a mi familia, en especial a mi padre con sus problemas con el alcohol y las peleas. Poco a poco fuí creciendo hasta que una tarde coincidí en la posada de Henry  (El vaso agujereado) con una joven que no conocía. Su nombre era Lady Francesca y tras un corto (aunque apasionado) romance tuvimos un hijo y nos casamos. Muy poco duraría nuestro idílio, ya que me abandonaría por el conde Ulrich, apodado el Halcón. Rudy, nuestro hijo viviría conmigo hasta los 7 años, aunque luego se entregaría al conde para salvar mi vida en un momento en el que Ulrich intentó acabar conmigo. Desde entonces, busco la manera de rescatarlo y devolverle su libertad, aunque me encuentre fuera de la ley por parte de los hombres de Ulrich.
Pronto, volverá con su padre, aunque sea lo último que haga y Ulrich pagará con su vida si le ha hecho algo al chico. Doy mi palabra como hombre de los bosques que soy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada